Las principales entidades financieras del mundo confirmaron el default de Venezuela por los bonos de PDVSA

En la votación del comité de la asociación Internacional que analiza los contratos de pagos a largo plazo participaron el JPMorgan Chase, Goldman Sachs, BNP Paribas, Citibank, Deutsche Bank y la Société Générale, entre otras empresas. De acuerdo con cálculos oficiales, el país petrolero tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares

Una asociación internacional del mercado de derivados financieros confirmó unánimemente que Venezuela y la petrolera estatal PDVSA incurrieron en “default”, lo que abre el camino para reclamar seguros de impago de deuda.

La decisión fue adoptada por el comité de las Américas de la Asociación Internacional de Swaps (contratos de pago a largo plazo) y Derivados (ISDA, en inglés), a partir de una consulta elevada hace varios días sobre los bonos soberanos de Venezuela y los de la petrolera de ese país.

Los quince representantes del comité votaron afirmativamente a la pregunta de si Venezuela había incurrido en el impago de sus bonos. También fue unánime la decisión en el caso de PDVSA.

A partir de esa votación, el comité resolvió que se había incurrido en un fallo en el pago de créditos de parte de Venezuela, por lo que decidió reunirse de nuevo el lunes próximo “para continuar las discusiones respecto a las acciones” pendientes.

Esta decisión abre el paso para el reclamo de sumas por seguros de créditos de impago, aunque la forma en la que se actuará, incluyendo las sumas que corresponde pagar, tendrá que ser decidida posteriormente por un comité de la ISDA.

En la votación de este jueves participaron representantes de entidades financieras como JPMorgan Chase, Goldman Sachs, BNP Paribas, Citibank, Deutsche Bank y la Société Générale.

El anuncio, que se anticipaba en medios financieros, se conoce días después de que distintas calificadoras rebajaran al nivel de “default” o suspensión de pagos distintos instrumentos financieros de Venezuela y de PDVSA por retrasos en los pagos o incumplimientos.

Se conoce además mientras el Gobierno venezolano está intentando negociar con sus acreedores una reestructuración de su deuda externa.

De acuerdo con cálculos oficiales, Venezuela tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares. (INFOBAE)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*