La Iglesia venezolana pidió “que se resuelva el asunto de las elecciones presidenciales y su transparencia”

El cardenal Jorge Urosa dio su primer mensaje del año y recordó la importancia de resolver dos grandes problemas que, en su opinión, tiene Venezuela: la emergencia social y lo relacionado con las garantías electorales.

Para eso se está llevando a cabo un proceso de negociación“, sostuvo Urosa en diálogo con Globovisión, al hacer referencia a las reuniones que desde el último trimestre del año pasado sostienen el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en República Dominicana.

“Es muy importante que se resuelva el asunto de las elecciones presidenciales y su transparencia, que todo el mundo acepte y que no haya duda sobre la legitimidad de los resultados sobre las elecciones”, destacó.

Además, según consignó La Patilla, detalló que los principales problemas que afectan a los venezolanos son la escasez de medicinas, la emergencia social, el hambre y la escasez de repuestos. “Es importante que el Gobierno actúe, es su responsabilidad”, subrayó, al hablar sobre la emergencia social en el país.

 Venezuela comienza 2018 sumida en la hiperinflación y en medio de la preocupación por los efectos del nuevo aumento salarial anunciado el domingo por el presidente Nicolás Maduro, que no es celebrado más que en círculos oficialistas y aumentará aún más la inflación según muchos economistas.

Este aumento deja el ingreso mínimo de los venezolanos en 238 dólares, si se hace la conversión a la tasa de referencia fijada por el Estado, pero en poco más de 7 dólares si se toma en cuenta el cambio paralelo, el que se aplica en todas las transacciones que no involucran al Estado en Venezuela.

Según cálculos preliminares de la firma de análisis financiero Ecoanalíticala inflación fue de un 81% en Venezuela solo en el mes de noviembre. Según estos cálculos, el país caribeño cerró 2017 con una inflación acumulada de más del 2.700%, lo que la convierte en la única economía del mundo con una inflación de cuatro cifras.

Ante esta situación, millones de venezolanos dependen del esquema gubernamental de distribución de alimentos subsidiados. Los retrasos en la entrega de esta comida han provocado numerosas protestas espontáneas en las zonas populares estas Navidades.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*