Histórico encuentro marca un proceso de paz gradual en la península coreana

(Andes). – La histórica Cumbre Intercoreana, celebrada este viernes entre la República Popular Democrática de Corea y la República de Corea, definió el acuerdo para establecer una “paz permanente” en la península y abrir conversaciones con Estados Unidos (EE.UU.) para firmar un tratado definitivo para sustituir el armisticio.

Las dos Coreas “declaran el final de los 65 años transcurridos desde el armisticio” y apuestan por sustituir éste por “un tratado de paz”, según un comunicado conjunto entre el presidente norcoreano Kim Jong-un y su par surcoreano Moon Jae-in.

Sobre el tema, el Delegado Especial del Comité para relaciones Culturales del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea del Norte, Alejandro Cao de Benos, expuso a Andes las perspectivas que se abren para los dos países colindantes y en particular reafirmó la posición de su Gobierno de lograr una posible reunificación, a pesar de las ideologías políticas diferentes entre ambas partes.

“Siempre hemos querido la reunificación, basada en el respeto a las ideologías existentes, basada en una confederación de un país con dos sistemas políticos donde, manteniendo ese respeto a las ideologías, la nación pueda unirse y colaborar en procesos industriales y pasando por cultura”, dijo Cao de Benos a Andes desde Tarragona, España.

El alto representante norcoreano aseguró que este proceso de conversación será “un proceso gradual” y que el proceso de desnuclearización de su país no significaría la eliminación total de su armamento nuclear, sino reducir su producción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*